Artículos Inicio

¿Es universal un concepto?

En este artículo Giuliana Cacacamise se pregunta qué pasaría con los supuestos conceptos universales a la hora de un encuentro entre dos especies diametralmente distintas.

Por Giulia Caccamise

Introducción

Llega al planeta una nave extraterrestre cuyos cerebros son completamente distintos al nuestro. Perciben diferente a nosotros. ¿Observaríamos la misma realidad?, ¿qué sería lo objetivo que ambos pudiéramos compartir, observar, consensuar?

Extraterrestres

El extraterrestre podría representarse los colores que nos resultan comunes de modo opuesto, por ejemplo. Hasta podrían alcanzar profundidades de la realidad que solo nos permiten algunos artefactos informáticos. Quizá piensen en el placer cuando pensamos en el dolor. Lo mismo con la belleza. Con los tamaños. Pero ¿deberían coincidir en algo con nosotros? ¿Por ejemplo con la definición de triángulo?

Podríamos describirlo tal que ese ser pueda reconstruirla hasta representársela interiormente… pero, ¿esta representación, hecha a partir de nuestras instrucciones, sería equivalente a nuestra representación? Es más, ¿sería una comprensión o una imitación? Aunque el concepto elaborado de una figura geométrica surge, en efecto, de sus definiciones, los griegos afirmaban que esta construcción conceptual resulta axiomática, universal. Que, en consecuencia, se bifurca en definiciones hacia el resto de las entidades matemáticas simples como el punto.

Por lo tanto si el extraterrestre acepta nuestras definiciones, ¿es lógico asumir que su mente discurriría por una senda idéntica a la nuestra? Afirmar lo contrario es saltar al vacío, pero no podemos asegurar que llegaría a conclusiones similares. A menos que el desarrollo tecnológico y científico que ostentan sea un espejo del nuestro, tanto en lo material como en su evolución, (no me iré por este camino pero significaría, también, que la medicina resulta lo mismo en ellos como en nosotros), pero no es posible si en principio poseemos cerebros distintos. O sea, un cuerpo distinto. Imagino que a Euclides le costaría imaginar que un extraterrestre, distinto a nosotros, (quizá hecho de silicio o de azufre), defina al punto como él lo hizo.

Pretensiones de universalidad

Percatarnos de cierta arrogancia humana en cualquier tentativa de abarcar un territorio objetivo, incluso asumirlo comunicable a cualquier ser dotado de razón se choca con un problema importante que es el siguiente: aunque defina al punto como lo que no tiene partes es indiscutible que aquél ser, en su propio idioma, podría carecer de un símil lingüístico para referirse a algo que, en principio, en su propia cultura no existe: por ejemplo, “parte”. Ahora si me esfuerzo, en un arrebato de pasión, enseñándole con un señalador qué es la “parte” pero en el cerebro del extraterrestre, (quizá a un nivel subatómico), no existe el elemento o formación que dé lugar a la construcción de un concepto como “parte”, todo resulta en vano. El Alien no comprendería lo que es la palabra “parte” ni siquiera en su propio idioma. Sin embargo, al mismo tiempo, comprobamos que la utiliza al contemplar su vasta tecnología repleta de “partes”, artefactos, herramientas; incluso complejos cálculos que asumimos, quizá erróneamente, que son matemáticos. Probablemente lo sean… pero no matemáticos.

Sin embargo el ser visitante, ya devenido en alguien con quien logramos la comunicación, podría dibujar hasta hacernos creer que comprende lo que es “parte”, o algún color o sensación bien nuestra, pero solo a condición de que siga nuestras instrucciones como lo haría un robot que simula estar contento. De hecho esta misma conclusión cabe de ellos hacia nosotros si emprenden la tarea de hacernos entender conceptos, gestos, o quién sabe qué cosa propia de ellos, que nos resultan inaccesibles. Ante este panorama, ¿es, en efecto, universal un concepto? ¿Es un mundo objetivo?

Conclusión

Insistir en el absoluto de un mundo objetivo comprensible para cualquier especie inteligente resulta erróneo, sencillamente porque una afirmación o negación no se demuestra solo por ausencia de su contrario. No me abstendré de imaginarme una sensibilidad que guarde relaciones con mi especie pero que no pueda abarcar el mundo que yo alcanzo a observar.

He pretendido, desde el principio, plantear un problema abstracto pero enteramente concreto. El problema queda en el aire. Pero podemos sospechar, más por la evidencia que tenemos a mano con el sistema perceptivo de los animales, que es más probable que no llegáramos nunca a consensuar en una realidad objetiva en caso de suceder lo imaginado: ¿podríamos, incluso, admitir el principio de identidad o el de no contradicción? Quizá el Alien X solo sea el Alien X frente al Alien P y no solo ante sí mismo, quiero decir que sus consciencias podrían ser dispares a la nuestra: en efecto, el principio de no contradicción se caería por lo obsoleto.


GiuliaGiuliana Caccamise vive Colonia Tirolesa, provincia de Córdoba, Argentina. Es bioquímica y ejerce esta actividad de manera particular. Tiene estudios de Técnica en laboratorio y profesorado en Lengua y literatura (aunque no ha ejercido estas actividades).

© Giuliana Caccamise

Giuliana está en Facebook

La foto que encabeza este artículo es de Anomaly en Unsplash.

Anomaly

Advertisements

7 Comentarios

  1. Interesante texto, me entretuvo mucho su lectura y me hizo pensar. Sin embargo, ¿en qué y en qué contextos esta posición podría tener validez? Quizás, en el contexto que la autora coloca el problema, los filósofos de la percepción tengan una buena respuesta. A mí me importa pensar otros contextos, por ejemplo, si estas reflexiones sirven o no para resolver los problemas de la contradicción opresor – oprimido, que sí es una objetividad, y no hay duda de ello, sobre todo en América Latina, ¿hay violencia de género en AL? Objetivamente sí, ¿dicha violencia es más fuerte en contextos de pobreza? Objetivamente sí, ¿hay pobres en América Latina? Objetivamente sí ¿Hay organismos y cuerpos políticos que intentan asegurar tal pobreza en AL para mantener un cuerpo suficiente de mano de obra barata? Objetivamente sí. Especular si esto es objetivo o no es insuficiente. Aunque mi comentario pueda escapar del contexto que la autora está poniendo a colación, esto es, la cuestión de la percepción (mente, lenguaje, cuerpos, comunicación), decir que no existen “ideas”, “realidades” objetivas, o cuestionar aquéllo, es complicado cuando se piensa en el mundo social, que es algo más complejo que ver un cuerpo/objeto y pronunciarse subjetivamente sobre éste. Interesante texto el de Giulliana, muchas gracias por compartirlo.

    Liked by 1 person

  2. Es importante lo que mencionás por eso intentaré ser esquemática porque ser breve lo veo difícil.

    Daré por hecho que toda persona escolarizada aprendió en la escuela primaria o secundaria qué es un axioma. Construí mi texto sobre los teoremas de incompletitud de Gödel, pero por razones de estética y porque sería una digresión innecesaria ni siquiera lo mencioné. Mi intención fue transmitir una idea que no requiere el desarrollo de una fórmula. Sin embargo a quien le interese, como nos dijo mi profesor en la universidad cuando yo era estudiante, (días antes de embarcarse con esto) fue que leyéramos textos y ejemplos sobre la paradoja del mentiroso. Es una manera sencilla de acceder a algo que podemos entender sin necesidad de desarrollar todo el corpus formal de razonamiento de Gödel, (me tomé el trabajo de buscar en Google y existen muchos resúmenes al respecto). Con esto simplemente intento darme apoyo en que mi texto no es sólo un delirio de mi imaginación sino una posibilidad plausible que dos sistemas perceptivos distintos accedan a axiomas invisibles para el uno y para el otro.

    En efecto, a tu primer pregunta, el texto cabe dentro del contexto de la Epistemología. En este sentido si nuestro acceso al conocimiento del mundo, (diremos exterior e interior) adquiere sofisticación no nos será indiferente en los problemas sociales que planteas, (no es algo que sólo ocurre en un sistema perceptivo o en un mundo inasible) Un ascenso en el conocimiento produce la sofisticación en la comprensión: esto lo sospecho, no lo afirmo, puede resultar falaz. De hecho esto aprendemos también con el teorema mencionado.

    La palabra es un estigma, como una marca en la piel, porque el lenguaje entero no es algo que descubrimos, (que existe a priori), sino el invento de la inteligencia.

    Aquello que es un axioma resulta incorrecto o incompleto, por lo tanto la realidad es esquiva y podemos imaginar, como intenté explicar en mi texto, que otro sistema perceptivo acceda a ella a través de axiomas que nos son inalcanzables para nuestra capacidad de comprensión, siendo los nuestros incomprensibles para ellos. Sospechando, de esta manera, ¿qué es lo objetivo?

    Mi texto, (lo sé!), a nadie le va a mejorar su calidad de vida, pero la relativización de un mundo dado como objetivo es necesaria para el avance científico. Concluyo que no puedo resolver los problemas que mencionás, pero me permito sospechar que, por ser mujer, poseo privilegios ante la justicia si me golpea un hombre, porque me definieron como un género débil tomando como variable la fuerza física. Pero soy fuerte con la palabra y con los gestos, quizá el hombre que me pegó se defendió, (en un arrebato de impotencia), por mi maltrato. Pero me sirvo del mundo artificial, no axiomático, que inventó la lengua y en efecto soy víctima. Pero al mismo tiempo oprimida y opresora. ¿Cómo alguien puede ser oprimida y opresora al mismo tiempo?, sospecho que no existe tal contradicción que mencionas sino que es un absurdo. En el discurso es un artificio que sirve pero en lo fáctico no lo encuentro. Resulta que un pueblo oprimido derroca a un gobierno opresor, entonces, ¿qué es ser opresor?, evidentemente la fuerza o el poder, entre comillas, no lo es.

    Ser pobre es no tener plata, o tener poca plata, el resto es una consecuencia de este defecto. Es posible que ser pobre sea la anomalía de ser humanos, un daño ¿azaroso?, o quizá necesario de una especie que le puso un precio, un valor a su tiempo de vida.¿Es esto natural de un organismo biológico?

    Ante la terminología de la sociología, o de la psicología o de la política soy cauta por los ejemplos que acabo de desarrollar de manera muy resumida, a partir de lo que mencionaste.

    Por último, desearía brindar una solución concreta a alguien que sufre todo aquello, pero ante una mujer y un hombre que se golpean veo violencia más no violencia de género. Los axiomas pueden ser sustituidos o modificados cuando comprendemos mejor un proceso de la materia. La realidad no se acomoda a nosotros sino nosotros a ella.

    Liked by 2 people

  3. Interesante respuesta, Guiliana, muchas gracias, aunque no le encuentro solvencia ni cercanía a la realidad, sino más bien escapar al problema que te coloco poniendo otro. Dices: ““¿Cómo alguien puede ser oprimida y opresora al mismo tiempo?, sospecho que no existe tal contradicción que mencionas sino que es un absurdo. En el discurso es un artificio que sirve pero en lo fáctico no lo encuentro””. Si no encuentras esto es porque, me atrevo a decir, estás leyendo mal el mundo social, la dicotomía existe y desde Marx que viene siendo discutida y validada. Y en cuanto a la pregunta que en este mismo enunciado haces, autores como Frantz Fanon, en África, y el propio Paulo Freire, en AL, lo describen a partir de sus propias experiencias, esto es, vida real en el mundo real y en una realidad objetiva y concreta. Tesis empíricas, que tú dices “en lo fáctico no encuentro”, están por todos lados, por ejemplo, el racismo y la homofobia, y esto no es especular, es solo revisar bien “lo fáctico” para darte cuenta que para nada es un absurdo, absurdo es no verlo o querer no verlo, que es peor (¿podrías decirnos como relativizar la violencia por el hecho de que un grupo instituido de neonazis haya apaleado hasta morir a un negro homosexual?). En cuanto a tu escepticismo de lo real perceptible, que a veces cae en un relativismo moderado, pienso que no ayuda en cómo nos relacionamos con el mundo y con las personas, ya J. Searle, quien tampoco es de mi completo agrado intelectual, lo viene diciendo con mucha solvencia desde hace bastante tiempo. Pero sí que es un bello ejercicio de reflexión lo que has escrito, por eso considero tu artículo muy interesante, aunque a mi entender está muy lejano de lo que sucede en el mundo y de cómo lo percibimos, asimilamos y nos relacionamos con éste. Sucede, de todos modos, que tiendo a ir en contra de todo subjetivismo porque no sirve como posición para comprender el mundo, ni siquiera dar pequeñas luces para encontrar un camino posible para luchar contra la opresión histórica, que sí es objetiva y forma (infelizmente mucha) parte de la facticidad que citas (incluso en el ejemplo de marciano es observable desde una perspectiva de las políticas lingüísticas, el lugar de enunciación, etc.). Un abrazo Giulana, insisto que tu texto es muy interesante y trae a colación un serio debate. Gracias!!

    Liked by 1 person

  4. Si me lo permite el señor cita autores “yo tengo la razón” (que tampoco cayó en cuenta de que ha sido fecundado por la jovencita), (no se ofenda), quisiera dar mi opinión sobre el artículo. Soy española pero vivo en Buenos Aires hace pocos meses por trabajo, conozco Córdoba! Hermoso!, La gente es muy cálida, distinto aquí que hay más egocentrismo, falocentrismo, ovariocentrismo, (todo con centrismo!) Es broma, tengo muchos amigos aquí a quienes adoro. En Europa no estamos normales sino miradme a mí. A lo nuestro chica, en mi clase un joven afirmó que el qualia no era un problema real porque se podía explicar como un circuito (en un reloj digital) que proyecta la hora en la pantalla. Le dije que si el reloj estuviera vivo el qualia sería la sensación de esa hora, no el circuito. Pero el chico ¡terco!, insistió que esa sensación es la relación causal y forma de esos circuitos. Me callé la boca un rato, (aunque no lo crean), y pensé: “coño, no puedo refutarlo pues es posible que él tenga razón total quién sabe qué es el qualia”. Le dije que podría tener la razón total no sabemos qué es el qualia. Veo que Giuliana desarrolla un problema similar a nivel cosmológico. Las verdades físicas han cambiado a medida que conocíamos mejor, por ejemplo pasamos de Newton a Einstein pero conservamos algunas leyes de Newton. Puedo imaginar que en la otra punta del universo (asumiendo que tiene punta) la materia conserva un promedio de masa inferior al de estos rumbos, por lo tanto allá, el movimiento a gran escala sería errático porque la gravedad no es suficiente como para lograr la armonía de un sistema solar. Hay vida (sin embargo), pero sus condiciones se deben a esas leyes físicas que sus científicos descifraron como aquí los nuestros. Sus axiomas son cualquier cosa menos los que observamos en nuestro sistema solar. Partiendo de esta base, esa vida vive el tiempo (a nuestro ver) increíblemente rápido debido a que no hay casi gravedad y todo es caótico, deben mudar a cada instante. Según nuestras mediciones viven una esperanza de vida de 15 años lo que nos asusta, es tan poco! Sin embargo ellos envejecen como nosotros envejecemos a los cien, con una sensación de haber vivido demasiado, cansados o felices. Me callo, la idea está clara. La pregunta, o una de las tantas preguntas que puedo extraer no es sólo qué es el tiempo (o directamente afirmar que no existe), sino qué es eso que experimentamos como una certeza?…

    Fiamma

    Liked by 1 person

  5. Miguel, conozco algunos de los autores que citas pero poco de sus obras. No es una excusa que mi formación no tenga que ver con la historia o la sociología porque podemos estudiar por nuestra cuenta. Tampoco puedo afirmar que conozco o intuyo la intención por la que los citas o traes a colación problemas que yo no plantee en mi artículo. Sin embargo considero que, por lo menos a los que nos gusta el estudio, debemos ver las correspondencias entre los distintos campos del conocimiento, que es lo que yo intenté esbozar en mi primera respuesta, por ejemplo la Física como la base de la Química; ésta de la biología, la biología de la psicología, ella de la sociología y la lógica de las matemáticas. O pensar que en el comienzo todo fue reflexión filosófica, a fin de cuentas. Las matemáticas y la biología, por ejemplo, algo que parece tan alejado de la realidad es resultado de la filosofía, de personas que observaban su realidad, su entorno. La definición de las palabras las trabajó Sócrates, por ejemplo, (algún profesional en Filosofía podrá añadir a muchos más incluso decirme que estoy simplificando a Sócrates, lo sé, no es mi idea profundizar en esto) Entonces no estoy de acuerdo en que mis observaciones están alejadas de la realidad o que yo no la observo o no quiera observarla. Vivo en el mismo mundo que todos. Leo diarios, etc. Quizá no experimente la guerra y el hambre. Pero sé qué es ser humanos y conozco el sufrimiento y la alegría, independiente de su origen. Creo que los autores que has citado como Marx, (lo sabés más que yo), ha observado y ha puesto un espacio entre él y una realidad de hecho, de su época – para generar una reflexión. A esto lo llamo la relativización de un mundo dado como objetivo, que sigue y continuará sucediendo con nuevos autores.

    Fiamma, creo que has explicado mejor que yo la idea. Se pueden extraer muchas preguntas incluso conclusiones como que el universo es pequeño para algo o alguien más, porque el problema sigue latente sobre ¿qué es el principio vital que hace a la vida ser vida, que viva? Asumiendo, como decís, que el universo acaba para que comience otra cosa.

    Gracias a los dos por sus comentarios, a pesar de las discrepancias me emociona que mi texto suscite opiniones diversas, esto no sería posible sin la correspondencia entre el conocimiento.

    Saludos!

    Liked by 1 person

  6. Un concepto es un tipo de interpretación mental sobre una representación física. Por ejemplo la representación mental de una parte. En el concepto siempre hay subjetividad y por lo tanto no es un universal. No obstante, la representación física sí que lo es. Es por ello que a la hora de representar algo físico los extraterrestres y nosotros tendríamos diferentes conceptos pero déjame ser algo positivista aquí al decir que el concepto es lo menos importante; lo más importante es que nuestro concepto describa la misma representación física. Si no me has entendido del todo terminaré citando a Stephen Hawking:
    Dan igual si dos expresiones matemáticas tienes aspecto distinto. Ambas serán ciertas si reproducen los mismos datos experimentales.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s